Actualidad Noticias

Festivales y macroconciertos veraniegos: Evita abusos y fraudes
Festivales y macroconciertos veraniegos: Evita abusos y fraudes

Los abusos y fraudes con la reventa de entrada están detrás de muchas de las quejas que recibimos en la asesoría de OCU, pero no es el único problema suscitado por una de las actividades estrella del verano: los festivales.

Se vulneran los derechos del consumidor

Verano es la temporada de los grandes festivales, una ocasión para disfrutar de la música, la compañía, la animación... casi siempre toda una experiencia. Pero también una experiencia en la que a menudo no se respetan los derechos de los consumidores que han comprado su entrada, han hecho su cola y quieren gozar del espectáculo con todas las de la ley.

El riesgo de la reventa

Según las normas, en la reventa física, sea en taquillas o expendedurías, el recargo no puede exceder el 20%, sin embargo, basta echar un vistazo a las páginas web de reventa para ver que a menudo se alcanzan precios realmente abusivos, el doble, el triple o más del precio oficial. Eso, sin contar con los casos de engaños y graudes, de venta de entradas falsas... desde OCU  desaconsejamos acudir a la reventa por todo ello. 

Cambios y cancelaciones

¿Qué sucede si el cantante que esperabas ver cancela en el último momento? ¿Y si cambia el programa? Si se trata de cambios sustanciales en la programación y el cartel previsto y no se ha avisado con la suficiente antelación, te deben reembolsar el dinero. Pero si además has incurrido en gastos específicos que ahora dejan de tener sentido (desplazamiento, alojamiento...) podrías solicitar además una compensación por los perjuicios causados.

Comida, bebida...

Muchas veces son fuente de problemas, como denuncia OCU:

La nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular exige que haya puntos de agua potable gratuita y complementaria a la oferta comercial de la hostelería del festival, pero comprobamos que esto no es así.

Impiden introducir alimentos, cuando dentro del recinto sí se estan vendiendo. Esto es algo contrario a los intereses del consumidor y a las directrices de Consumo: si dentro se vende comida y se ueden consumidr alimentos, no deberían poner objecciones a entrar con ellos, sobre todo cuando la actividad principal del festival se supone que es artística y musical, no alimentaria.

Eso, sin hablar de las famosa pulseras, como las del Mad Cool, donde se carga el dinero y son el único medio de pago admitido en el recinto para la adquisición de bebidas y alimentos una práctica contraria a la normativa de consumo, que obliga a los empresarios a aceptar siempre el efectivo como medio de pago, y que además tiene unos elevados gastos de gestión y unas comisiones excesivas, como desde OCU hemos denunciado.

Consulta la noticia original AQUI

© 2022 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías